Comunicate al (0341) 530 1667

headset_mic

(0341) 530 1667

Líneas Rotativas

Novedades

18 de Octubre 2017

7 tips para ahorrar dinero al construir tu casa

Una vez que decidimos empezar la construcción de una nueva casa, lo que más nos asusta es no respetar el presupuesto y que los gastos se nos vayan por las nubes. Otro peligro es lo que se conoce como el ya que estamos, que consiste en dejarse tentar por propuestas que no habíamos pensado en el inicio con la excusa de que se está en obra.

En este artículo vamos  a detallar 7 tips que te pueden ayudar a ahorrar en la construcción de una vivienda. Este dinero extra que se puede economizar, se podrá utilizar para solventar los gastos de la mudanza o algún imprevisto.

1. Elección de los materiales

Al elegir los materiales debes tener en cuenta que algunos pueden ser más costosos. Esto ocurre en el caso de algunas maderas, mármoles y otros revestimientos. Lo más adecuado es elegir materiales propios de la zona donde se realiza la obra, ya que el acarreo hacia zonas lejanas encarece notablemente el costo del producto. Esta solución es sensata y ayuda a economizar, además de ser una decisión amigable para el medioambiente.

2. El terreno y la compra de materiales

Si el terreno donde se hará la construcción de tu casa tiene desniveles, es conveniente adaptar el proyecto a  esta superficie. De otro modo, la excavación y el traslado del material extraído representa un gasto extra. En el mismo terreno conviene disponer de un lugar seguro para acopiar los materiales que puedas comprar en cantidad. Es importante tener a mano los cómputos de materiales, para conocer las existencias y el cronograma de uso en cada etapa. Hay materiales que se pueden conseguir con bastante descuento cuando se los compra en cantidad.

3. El proyecto

Para el proyecto conviene buscar a un arquitecto o un ingeniero; esto ayudará a optimizar la obra sin dejar áreas de circulación innecesarias y a la vez ajustarse a las necesidades de la familia. Un profesional puede hacer recomendaciones oportunas sobre el uso y el tamaño de las habitaciones que se necesitan, para que la casa funcione con el mejor rendimiento por metro cuadrado. No hagas cambios del proyecto en plena construcción, conviene definir cada detalle cuando aún esté en los planos, y antes de que se realice el proyecto de instalación eléctrica y sanitaria. Estos cambios una vez iniciada la obra siempre cuestan dinero.

4. Una opción: la construcción prefabricada

Construir con el sistema de prefabricado esa es una buena opción para ahorrar. La construcción con viviendas modulares es cada vez más usada por la rapidez de las obras. Se reduce la mano de obra y una gran parte de la vivienda se hace en la fábrica donde no inciden las inclemencias del tiempo que puedan frenar los trabajos. Mientras tanto se va preparando el terreno para recibir la casa. Hay muchos diseños que se pueden ajustar a las necesidades de cada familia, y pueden tener estructura de hormigòn, madera o acero. Todas reúnen los requisitos técnicos de aislamiento acústico y térmico que aseguran la calidad constructiva en todas las etapas. Algunas pueden llegar a respetar ciertos criterios ecológicos y de sustentabilidad, por eso no tienen nada que envidiar a cualquier construcción tradicional.

5. Paredes internas e instalaciones

Para ahorrar en una construcción tradicional se puede pensar en realizar una estructura metálica. El arquitecto te puede asesorar y hacer los cálculos para ver si es más económica que una de hormigón. El dinero que se ahorra en este tipo de decisiones conviene reinvertirlo en la compra de materiales de buena calidad al momento de hacer las instalaciones eléctricas y sanitarias. Así, el ahorro de hoy no sea el dolor de cabeza de mañana. Es conveniente que los sectores sanitarios estén próximos para ahorrar metros lineales de cañerías. Y en algunos muros interiores como los de los vestidores o paredes divisorias se pueden disponer tabiques de yeso en lugar de los de mampostería.

6. Terminaciones

En las terminaciones y acabados hay materiales que pueden ayudar a ahorrar. El microcemento, por ejemplo, es de alta calidad y tiene garantía de durabilidad. Se usa tanto en acabados de pisos como de paredes, viene en diferentes colores, es a prueba de agua, no es poroso y se puede aplicar tanto en baños como en cocinas u otras habitaciones. Para las terminaciones de pisos y paredes se pueden usar diversos tipos de madera. Hay algunas recuperadas a bajo precio y de buena presentación, e incluso tableros terciados hechos con capas de madera de excelente presentación y garantía de durabilidad. No te quedes con los materiales de siempre: investigá sobre las novedades que puedas conseguir en tu zona de residencia, que tal vez te pueda servir para ahorrar bastante dinero.

7. En qué ahorrar

Al elegir los artefactos del baño se puede ahorrar al elegir cierto modelo o marca, pero nunca en la calidad. Esta debe ser la mejor que puedas conseguir para asegurar un buen rendimiento y durabilidad. Los revestimientos, los sanitarios, los artefactos de luz… todo tiene su precio en función a la calidad, pero también en si están de moda. Pero tratá de no pagar por un diseño o producto de moda ya que solo estarás gastando de más al pagar status.

--

Fuente: www.homify.com.ar
Imagen: www.diccionarqui.com

Categoría: Consejos

¿Preparado para comenzar tu obra?

2017 © Messineo Materiales
Todos los derechos reservados.
Desarrollado por Estudio BL